Las ventajas y desventajas de la dieta de la piña

Existen tantas dietas en el mundo que es imposible conocerlas todas. Eventualmente alguna resalta más que otra y se convierte prácticamente en viral gracias al boca a boca.

La dieta de la piña es una de ellas, gracias a la promesa de ayudar a perder peso en tiempo récord.

Las principales dudas en el momento de seguir un régimen alimenticio son si funcionará como se promociona y si será saludable para el cuerpo. En el caso de la dieta de la piña es atractiva de solo escucharla por tratarse de una fruta con buen sabor y baja en calorías.

¿En qué consiste?

La dieta de la piña consiste en consumir esta fruta como base en todas las comidas del día. No significa solo comer piña, sino incluirla en el desayuno, meriendas, almuerzo y cena durante dos o tres días a la semana.

Debe ir acompañada de alimentos proteicos como carne, pollo, leche, atún y huevos.

El patrón de la dieta es el siguiente:

  • Desayuno: Rodajas de piña acompañadas de pan tostado (40 o 50 gramos)
  • Merienda: Un zumo de piña natural
  • Almuerzo: Pechuga de pollo a la plancha acompañada de dos rodajas de piña
  • Merienda: Un yogur de piña.
  • Cena: Crema de verduras con piña y Se pueden incluir como postre dos rodajas de piña.

Ventajas

La piña contiene mucha fibra, vitamina C e hidratos de carbono.

Al consumirla aporta una sensación de saciedad y, además, es diurética, así que fortalece la no retención de líquidos. Es buena para la digestión y poco calórica.

Al tratarse de un alimento con pocas calorías facilita la pérdida de peso de forma rápida, pero a pesar de esto, no es una dieta recomendada por nutricionistas expertos en todo el mundo.

 

Desventajas

Consumir solo piña durante varios días puede ocasionar pérdida de nutrientes debido a que se dejan de comer otras frutas o alimentos con vitaminas diferentes.

Entre las desventajas de esta “dieta milagro” está el llamado efecto rebote. Es decir, es probable recuperar el peso rápidamente tras dejar el régimen alimenticio, porque los cambios en el metabolismo generan una resistencia a adelgazar.

Adicionalmente, seguir una dieta basada en un solo alimento puede causar problemas de salud.

Por lo tanto, lo más aconsejable es seguir una dieta más equilibrada. Una que permita el consumo de frutas variadas, cereales, proteínas e incluso grasas necesarias para el organismo.

Es importante recordar que cada cuerpo funciona de manera distinta, por lo cual es más adecuado acudir a un nutricionista que dicte una dieta personalizada en base a cada requerimiento.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *